miércoles, 5 de octubre de 2011

¿Dominancia?

En doogweb veo un enlace a un artículo de Science Daily sobre la validez de la teoría de la dominancia. Me parece tan interesante que me he puesto a traducirlo. Si hay errores, son míos.  

Usar la "dominancia" para explicar el comportamiento del perro está anticuado

Science Daily (25 de mayo de 2009).- Un nuevo estudio muestra cómo el comportamiento de los perros ha sido mal entendido durante generaciones. De hecho, el uso de ideas inadecuadas sobre el comportamiento y adiestramiento de perros puede causar conductas inadecuadas, más que evitarlas. Los descubrimientos desafían muchas de las interpretaciones del comportamiento y técnicas de adiestramiento basadas en la dominancia por parte de los actuales entrenadores de perros de la televisión.

En contra de la creencia popular, los perros agresivos no están intentando hacer valer su dominancia sobre la manada canina o humana, según los resultados de la investigación publicada por profesores del Departamento de Ciencias Clínicas Veterinarias de la Universidad de Bristol en la revista Journal of Veterinary Behavior. Clinical Applications and Research.

Los investigadores pasaron seis meses estudiando a perros que interactuaban libremente en un centro de acogida de Dogs Trust y reanalizando los datos procedentes de estudios sobre perros salvajes, antes de concluir que las relaciones individuales entre perros son aprendidas a través de la experiencia, más que motivadas por un deseo de afirmar su "dominancia".

El estudio muestra que los perros no actúan motivados por mantener su lugar en la jerarquía de la manada, como predican muchos famosos adiestradores de perros.

Lejos de ser útil –dicen los investigadores- el enfoque del adiestramiento orientado a reducir la dominancia varía entre ser inútil en el tratamiento y ser realmente peligroso, hasta el punto de empeorar los comportamientos.

Enseñar a los dueños a comer antes que su perro o a pasar por las puertas primero no influirá en la percepción general que el perro tiene de la relación, solamente le enseña qué puede esperar en esas situaciones específicas. Mucho peor, las técnicas como inmovilizarlo en el suelo, agarrarle el cuello o asustarle con ruidos provocarán ansiedad en el perro, a menudo referida a su dueño, y pueden conducir a una escalada de agresión.

La doctora Rachel Casey, profesora adjunta de Comportamiento de Animales de Compañía y Protección de la Universidad de Bristol, dice: "La idea general de que todos los perros están motivados por algún deseo innato de controlar a la gente y a otros perros es francamente ridícula. Subestima completamente las complejas habilidades de comunicación y apredizaje de los perros. También conduce al uso de técnicas de adiestramiento coercitivas, que comprometen el bienestar y causan problemas de comportamiento".

"En nuestros casos clínicos, vemos muy a menudo perros que han aprendido a mostrarse agresivos para evitar el castigo anticipado. Los dueños suelen horrorizarse cuando les explicamos que sus perros les tienen miedo y les agreden a causa de las técnicas que han usado. Pero no es culpa suya, sino que les han aconsejado que lo hagan o han visto "etólogos" sin cualificar recomendando esas técnicas en televisión".

En Dogs Trust, la mayor organización para la protección de los perros en el Reino Unido, el personal del centro de adopción comprueba constantemente los resultados de un entrenamiento equivocado. El Director Veterinario, Chris Laurence, añade: "Cuando un perro llega a nosotros, podemos decir si ha sido sometido a técnicas para reducir la dominancia, tan apreciadas por los entrenadores de la tele. Son muy miedosos, lo que puede llevarles a agredir a la gente".

"Desgraciadamente, muchas técnicas utilizadas para enseñarle a un perro que su dueño es el lider de la manada son contraproducentes. No conseguirás un perro que se comporte mejor, pero es posible que acabes con un perro tan miedoso que ha suprimido todo su comportamiento natural y no hará absolutamente nada, o bien con un perro tan agresivo que es peligroso estar cerca".

Referencia:
John W.S., Bradshaw , Emily J., Blackwell , Rachel A., Casey. "Dominance in domestic dogs -- useful construct or bad habit?", Journal of Veterinary Behavior: Clinical Applications and Research, Mayo/junio de 2009, páginas 135-144.

El artículo en Science Daily

2 comentarios:

pablorpalenzuela dijo...

Hola Marcela,
No he leído el artículo al que te refieres, pero la idea de la "dominancia" ya había recibido bastantes críticas, más que nada porque no estaba basada en verdaderas investigaciones y sí en la idea (errónea) de que los perros se parecen a los lobos. En realidad, los perros no tienen la férrea estructura social de los lobos y son animales solitarios o semi-solitarios, normalmente asociados a los humanos.Es evidente que los perros se comportan de forma muy diferente a los lobos, de otra manera los humanos no podrías tratar con ellos.
Un saludo

Marcela dijo...

Hola, Pablo. Un honor tu visita, te sigo desde hace mucho tiempo.

Sí, a mí lo de la dominancia también me ha parecido siempre una idea contraria al sentido común y a la evidencia. Me interesó el artículo porque aporta experimentos y experiencia sobre el asunto. Estoy un poco harta de que, cada vez que mi perro hace cosas de perro, como ladrar, correr, jugar o irse detrás de un congénere, venga un enterado a decirme que tengo que ser la líder de la manada. Y qué quieres que te diga, no me veo de macho alfa.

Es increíble lo que se ha extendido esa manera de entender la relación con los perros. Como dice el artículo, puede llegar a ser peligrosa.

Saludos y gracias.